Jesucristosrjesucristo
Es el Hombre-Dios que ha llenado la historia del mundo, a través de los siglos. Es el Alfa y el Omega, el principio y el fin de la historia de la humanidad.
En el caminar por los senderos de la verdad, la sinceridad y la autenticidad, hay un modelo ideal: Jesucristo. Cristo en su humanidad. Cristo hombre. Pero Él no es sólo nuestra meta, es también el camino que conduce a donde vamos y en el camino actúa como Pastor: llega, incluso, a darse a Sí mismo en alimento para el viaje.
Acoger la llamada de Jesucristo, es camino seguro, para responder a nuestra Vocación de llegar a Ser Personas Adultas, plenamente maduras. Y ésta es la aspiración fundamental de todo Joven Digno.
 
 
 
 
Virgen María
corazondemaria
Es la Madre de Jesucristo y la más excelsa de todas las criaturas. Su nombre significa Señora, Reina.
Las Virtudes de la Virgen María fueron tales, que su vida puede proponérsele a las jóvenes, las profesionales, las madres y a todos los seres humanos, como ejemplo para imitar. Su vida fue un espejo, donde se puede ver lo que podemos llegar a ser, lo que debemos corregir en la vida, lo que debemos evitar y lo que debemos hacer.

 

 

 

 


San francisco de Asís sanfranciscodeasis
Francisco de Asís siguió a Cristo, en constante actitud de Conversión, animado por el espíritu de Contemplación, Pobreza y Humildad, dentro de una comunidad fraterna. Se caracterizó por su amor a todas las criaturas, sin exclusión de ricos y pobres.

Francisco como modelo institucional, es nuestro Líder Espiritual. La Espiritualidad, en esta Comunidad Educativa, se entiende como una potentísima luz interior, que nos despierta a la Verdad, a la única verdad, la que nos asegura que la felicidad y el amor que buscamos, están dentro de nosotros.

 

 

 

 


 Madre Caridad Brader
Cuando la Madre Caridad reconoció, a la luz de la Oración, su misión de Fundadora, se volvió al Espíritu Santo, esperándolo todo en su infinito amor.

madrecaridadbrader

Su pedagogía fue flor intelectual de la cultura de su tierra, alimentada con los carismas del Espíritu Santo, que dieron paso a los métodos activos y provocó una revolución, al cambiar en la Enseñanza, el empeño de aprender para Saber, en aprender para Vivir, principio traducido en nuestra Misión: “Educar para la vida con sentido de trascendencia”.

Con sus métodos constructivos probó que lo hecho con amor, optimismo y buen humor, produce una semilla segura de éxito.
“El éxito de la Educación no está en los muchos conocimientos, sino en la preparación para el reto de vivir”. MC.